Historia del Abierto del Litoral

Desde 1932, cuando la incipiente organización de eventos de golf para profesionales tuvo sus comienzos, nació el "Torneo de Profesionales del Rosario Golf Club". A partir de 1937 se disputó en forma ininterrumpida, con la actual denominación: "Campeonato Abierto del Litoral"

Por nuestro reconocido trazado han paseado su talento figuras emblemáticas de todos los tiempos siendo sus ganadores jugadores famosos del golf profesional argentino: Martín Posse, Enrique Bertolino, Roberto De Vicenzo, Leopoldo Ruiz, Fidel De Luca (ganador en ocho oportunidades, cuatro de ellas en forma consecutiva), Vicente Fernández, Florentino Molina, Armando Saavedra, y Eduardo Romero, Angel Cabrera, Ricardo González y Andrés Romero, entre otros.

En los comienzos de la década del ´40 (1942), el jóven Roberto De Vicenzo, con 19 años cumplidos, festejó en el Campeonato del Litoral su primer título, de una carrera empapada de éxitos. Luego repetiría en 4 ocasiones más (1946, 1947, 1949 y 1968).

La fuerte personalidad de Fidel De Luca, hombre récord del Litoral, con 8 victorias, la primera en 1959 y la última en 1974, acreditando además 4 triunfos consecutivos (1959 a 1962), es una marca difícil de superar.

La reconocida elegancia en el juego de Martín Pose, el swing armonioso y natural de Leopoldo "Cacho" Ruiz o la reconocida destreza de Florentino Molina, hicieron su aporte para que el Abierto del Litoral se transformase en una cita imperdible del calendario golfístico argentino.

Con el paso de los años, y por fortuna, a esos queridos nombres les sucedieron otros que tomaron la posta de los grandes maestros. Ricardo González, forjado en la cantera del Rosario Golf Club, es desde hace un tiempo un auténtico embajador del Abierto del Litoral por el mundo. Junto a él, han competido por el título jugadores de la talla de Eduardo Romero, Ángel Cabrera, Andrés "Pigu" Romero, Vicente Fernández, Rodolfo González, Marco Ruiz (Par.), entre otros.

Ricardo González, correntino de nacimiento, triunfó en 4 oportunidades (2003, 2005, 2009 y 2010). Con cuatro éxitos en el Tour Europeo (Masters de Europa 2001, Abierto de Madrid 2003, Abierto de Sevilla 2004 y Masters de Suecia 2009), su imágen entrañable que deja paso al amor propio que exhibe cada vez que juega en casa, figura entre las atracciones del torneo, y propone un contrapunto de enorme voltaje emocional entre los grandes jugadores que vienen al Rosario Golf Club a competir por el "Litoral".

Entre algunas particularidades, es meritorio mencionar que Rosario Golf Club organizó en 1979 y 1981 competencias internacionales de aficionados, conjuntamente con el tradicional Campeonato.En 1994, el Litoral se incorporó al Tour Sudamericano, hasta su fusión con el "Tour de las Américas" (2000) y hasta 2001, reincorporándose en 2008, con la meta de proporcionar una plataforma sólida para el golf profesional latinoamericano.

Durante ésta última década y la incorporación a los tours mencionados, permitió la asistencia de jugadores extranjeros. Dicho fenómeno se reiteró e incrementó por la disputa del Challenge Tour Europeo, en 2007. Ese año, el Campeonato Abierto del Litoral anexó a su rica historia un hecho singular que fue motivo de orgullo para dirigentes y socios del Rosario Golf Club, siendo su cancha la primera del interior del país en recibir al prestigioso circuito Europeo.

En 2012, el Campeón fue Santiago Bauni, aficionado, que en forma inédita para el Campeonato del Litoral y con el score de 272 golpes superó a los jugadores profesionales, obteniendo la medalla de oro que la Asociación Argentina de Golf otorga en cada uno de los Campeonatos que patrocina, denominados "regionales".

En 2013, fue Ricardo González el Campeón, quien con 268 golpes batió al resto. su más inmediato seguidor fue Sergio Acevedo, que terminó con 272 golpes. En esa oportunidad, el Abierto del Litoral formó parte del Tour Argentino de Profesionales y de la Serie de Desarrollo del NEC Series-PGA Tour Latinoamérica, clasificanco a siete jugadores para la Final de Perú.

El último año, el ganador con 269 golpes fue Miguel Angel Carballo, quien en vibrante final obtuvo el triunfo evitando el play-off con Julio Zapata y Jorge Monroy, sus más inmediatos rivales, que finalizaron con un total de 270 golpes.

Récord para los 72 hoyos: Eduardo Romero logró en 1984 batir con 277 golpes y en la cancha par 72 el récord marcado por Roberto De Vicenzo en 1942, en la vieja cancha par 73.
Posteriormente, Armando Saavedra resulta ganador en los años 1985, (con 275 golpes y logrando nuevo récord), 1986, 1989 y 1997. Finalmente, Andrés Romero en 2006 constituye el score más bajo que registra el Campeonato en toda su historia, 261 golpes (-19), en cancha par 70.